La tramitación del juicio de desahucio o término anticipado del contrato de arrendamiento, es similar a la del juicio de arrendamiento, proceso que se hace necesario cuando el arrendatario no desea hacer entrega de mutuo propio del inmueble arrendado.

En esos casos debe demandar necesariamente su restitución a través de la justicia civil.

El desahucio es definido por el Diccionario de la lengua española, como: “Desalojo o expulsión legal de un inquilino por parte del dueño de la finca.”

También lo podemos definir como la expresión de voluntad de una de las partes contratantes de hacer saber a la otra su intención de ponerle término anticipado al respectivo contrato de arrendamiento. No se requiere argumentar o fundamentar esta intención.

Ahora bien, podemos decir que, Juicio de desahucio es aquel dirigido a obtener el desalojo de una finca rústica o urbana por parte del ocupante o poseedor.

Esta especie de juicios está regulada por la Ley 18.101, modificada por la 19.866, ambas sobre arrendamiento de predios urbanos. Así, el artículo 3º señala: “En los contratos en que el plazo del arrendamiento se haya pactado mes a mes y en los de duración indefinida, el desahucio dado por el arrendador sólo podrá efectuarse judicialmente o mediante notificación personal efectuada por un notario.

En los casos mencionados en el inciso anterior, el plazo de desahucio será de dos meses, contados desde su notificación, y se aumentará en un mes por cada año completo que el arrendatario hubiera ocupado el inmueble. Dicho plazo más el aumento no podrá exceder en total, de 6 meses.”

Contáctese con nosotros a través de nuestro formulario para darle respuesta a sus inquietudes.

Asesórese por expertos.

www.arrendador.cl