El 12 de Marzo de 2013, el Senado aprobó la Ley de Tuición Compartida, que se traducirá en un cambio radical de la relación directa y regular que los padres deben mantener con sus hijos. La norma establece que en aquellos casos en que no existe acuerdo entre los progenitores en dicha materia, y mientras no haya una sentencia judicial ejecutoriada, los menores quedarán al cuidado de la persona que se encuentre viviendo en el momento de la separación de hecho.

Con ello variará el sistema actual que señala que si los padres se encuentran separados de hecho, el cuidado corresponde a la madre de los menores. En tanto que la norma aprobada por el Senado señala: “si  los padres viven separados y no hubiere acuerdo entre ellos, compartirán  la responsabilidad y todos los derechos y obligaciones  respecto de los hijos comunes. Sin perjuicio de lo anterior y mientras no exista acuerdo, el juez deberá resolver dentro de 60 días, quien tendrá a cargo el cuidado del hijo. En el intertanto, este continuará bajo el cuidado de la persona con quien esté residiendo, sea éste el padre, la madre o un tercero”.

Ahora bien, por ser esta norma una de las cuales debe ser observada por la Corte Suprema de Justicia, nuestro máximo Tribunal deberá pronunciarse sobre el particular como un trámite esencial antes de su aprobación y promulgación definitiva. Esta iniciativa, que cumple su segundo trámite en el Senado, la cual, establece el principio de corresponsabilidad de los padres, la figura del cuidado personal compartido y consagra el interés superior del niño, entre otras materias.

Esperamos que la norma legal tenga una pronta entrada en vigencia, una vez que se realicen todos los trámites constitucionales, en orden a que ambos padres puedan tener la facultad de ver crecer a sus hijos de forma compartida, ya que al final, los hijos son los que sufren por las desavenencias de otros.

Informaremos pronto de novedades, cuando ellas se produzcan.

Visítenos en www.divorciada.cl