Asesoría Derecho de Familia

Le asesoramos en las siguientes materias:

  • Divorcio culposo o por causal
  • Divorcio unilateral
  • Divorcio de común acuerdo
  • Divorcios de chilenos en el extranjero
  • Separación judicial
  • Separación de bienes y liquidación sociedad conyugal
  • Relación directa y regular
  • Reclamación de paternidad
  • Solicitud de pensión alimentos menores y mayores
  • Aumento o disminución de pensión de alimentos
  • Cumplimiento de pensión de alimentos
  • Declaración o desafectación de un bien familiar
  • Autorización judicial para salida del país de menores de edad
  • Entrega inmediata de un menor
  • Tuición
  • Adopción
  • Acciones de protección
  • Acuerdos regulatorios

Tuición compartida de los hijos

El 12 de Marzo de 2013, el Senado aprobó la Ley de Tuición Compartida, que se traducirá en un cambio radical de la relación directa y regular que los padres deben mantener con sus hijos. La norma establece que en aquellos casos en que no existe acuerdo entre los progenitores en dicha materia, y mientras no haya una sentencia judicial ejecutoriada, los menores quedarán al cuidado de la persona que se encuentre viviendo en el momento de la separación de hecho.

Con ello variará el sistema actual que señala que si los padres se encuentran separados de hecho, el cuidado corresponde a la madre de los menores. En tanto que la norma aprobada por el Senado señala: “si  los padres viven separados y no hubiere acuerdo entre ellos, compartirán  la responsabilidad y todos los derechos y obligaciones  respecto de los hijos comunes. Sin perjuicio de lo anterior y mientras no exista acuerdo, el juez deberá resolver dentro de 60 días, quien tendrá a cargo el cuidado del hijo. En el intertanto, este continuará bajo el cuidado de la persona con quien esté residiendo, sea éste el padre, la madre o un tercero”.

Ahora bien, por ser esta norma una de las cuales debe ser observada por la Corte Suprema de Justicia, nuestro máximo Tribunal deberá pronunciarse sobre el particular como un trámite esencial antes de su aprobación y promulgación definitiva. Esta iniciativa, que cumple su segundo trámite en el Senado, la cual, establece el principio de corresponsabilidad de los padres, la figura del cuidado personal compartido y consagra el interés superior del niño, entre otras materias.

Esperamos que la norma legal tenga una pronta entrada en vigencia, una vez que se realicen todos los trámites constitucionales, en orden a que ambos padres puedan tener la facultad de ver crecer a sus hijos de forma compartida, ya que al final, los hijos son los que sufren por las desavenencias de otros.

Informaremos pronto de novedades, cuando ellas se produzcan.

Relación directa y regular de los padres con sus hijos

El artículo 229 del Código Civil establece que aquel de los padres que no tenga el cuidado personal de sus hijos, no será privado del derecho, ni estará exento del deber de mantener con ellos una relación directa y regular. Por cuanto se estima siempre de máxima relevancia el interés superior de los menores, en orden a que puedan crecer con el ejemplo materno y paterno, y evitar el síndrome de alineación parental.

En concordancia a lo señalado por el legislador nacional, el artículo 9  numeral 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, dispone: “Los Estados partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño”.

Todo lo anterior, siempre teniendo presente como principio orientador el interés superior del menor (contenido en el artículo 222 del referido Código), aquí representado por la necesidad de establecer lazos afectivos y familiares con su padre o madre, con quien no vive regularmente, siempre imprescindibles para la formación de un individuo emocional e intelectualmente sano y capaz para enfrentar el mundo y la sociedad en que se desenvolverá.

Tanto la doctrina como la jurisprudencia, han declarado que en esta materia resulta relevante la voluntad, los deseos y sentimientos del hijo a la hora de determinar un régimen de relación directa y regular, y así también la procedencia de la suspensión de dicho régimen cuando el menor ha sido sometido a maltratos o abusos, situaciones que ameritan su restricción y suspensión de este derecho de comunicación.

El principio rector  e inspirador en esta materia, es el interés superior del niño, el cual no debe ser obviado por mero capricho de los padres, por lo que a la hora de fijar un régimen de relación directa y regular debe privilegiarse lo manifestado por el niño, ello de conformidad a lo dispuesto en el artículo 16 de la Ley Nº 19.968, el interés superior del niño, niña o adolescente y su derecho a ser oído.

Los artículos 222 y siguientes del Código Civil, regulan los derechos y obligaciones entre los padres y los hijos,  y dentro de ellas el derecho y obligación de mantener con el padre o madre que no tenga el cuidado personal del hijo, una relación directa y regular, estableciendo como excepción a dicho derecho el inciso final del artículo 229 del Código Civil, que expresa:

Artículo 229 Inciso final “(…) Se suspenderá o restringirá el ejercicio de este derecho cuando manifiestamente perjudique el bienestar del hijo, lo que declarará el tribunal fundadamente.”

En todos los otros casos, esta relación debe ser permanente con ambos padres. De esta forma, si Ud. sido privado (a) de este derecho –deber, y no existe acuerdo en orden a que se pueda llevar a efecto, es necesario que se inicie una acción judicial que restablezca el imperio del Derecho.

Queremos y podemos ayudarle en esta difícil misión de vida.